Ejercicios para bully

Entender que es un perro potente, fuerte, medianamente pesado y a la vez muy ágil (según la variedad) nos debería llevar a considerar siempre el ejercicio como una de sus grandes necesidades. Unas cuantas caminatas a intervalos diferentes o trotes con su amo en los fines de semana, podría ser suficiente para mantener un American Bully o un Pit con buena salud, eso sería el ideal de nuestro perro como mascota, ya que Pits sedentarios no deberían existir; Ahora si lo que tenemos o deseamos es un perro de alta competencia se necesitara más que eso.
Es cierto que existe predisposición genética para el desarrollo de la masa corporal, pero también es una afirmación pensar que cualquier Pit SANO esta en capacidad de llevar al máximo sus posibilidades, siempre que exista una actitud lógica y coherente entre la relación Esfuerzo Físico Vs Capacidad Individual De Cada Organismo, puesto que no es lo mismo trabajar con dos perros jóvenes de la misma edad, uno con 38 kilogramos y el otro con 18 o menos, o trotar 8 kilómetros con un perro de 30 meses y hacer lo mismo con uno de 8 años, aquí excluimos de manera tajante el pocked extremo y el extreme Bully, estas dos variedades lograremos llevarlas al 100 % de sus posibilidades pero difícilmente competirían con un xl o un pit atlético. Así que ejecutar un programa de entrenamiento físico serio depende de ciertas variables que tendremos en cuenta a la hora de trabajar con nuestros perros, como son: Salud, edad, peso, nutrición, clima de la región, terreno, finalidad de la preparación física entre otras.
Si el perro con el que vamos a trabajar cumple con estos requisitos mínimos pasaremos a hablar sobre la edad. Ejemplares demasiado jóvenes o viejos serán excluidos de este tipo de preparación, los cachorros a edad temprana además de comer y descansar solo se dedican a explorar y el único ejercicio que pueden realizar es el que genere el juego con su madre, hermanos o perros de su misma edad, en esta etapa lo más recomendable es estimular el instinto de presa de los cachorros, enseñándoles a perseguir diferentes objetos (juguetes, mordedores,pelotas..) pues es de mucha importancia que el juego sea la principal motivación para el futuro entrenamiento, y desde esta edad (8 semanas en adelante) es donde comienzan a desarrollarlo por lo que antes de lo 4 meses no se recomienda hacer algo mas. Ejercicios intensos a edades tempranas pueden predisponer el ejemplar a problemas de origen articular (incluyendo las caderas). Hablando de perros por encima de los 6-7 años debemos reflexionar con atención algunas cosas; el crecimiento muscular se da en gran medida por dos mecanismos:
-la hiperplasia: el tejido crece por multiplicación celular, osea que aumenta el volumen por la presencia de células nuevas, no influye mucho en el crecimiento del musculo y de igual forma se encuentra diezmado considerablemente en perros geriátricos.
-la hipertrofia: excesivo aumento en el volumen de un órgano, sin células nuevas, las células aumentan su tamaño y no hay multiplicación celular, pero se ve comprometido por la baja ingesta de proteínas en las dietas comerciales en gran medida por su baja capacidad para sintetizarlas, además su consumo en altas concentraciones a esta edad podría llevarlo a problemas como la sobrecarga del riñón produciendo una falla renal y por consiguiente la muerte, este deterioro muscular que a su vez se suma a un estado de decadencia generalizado en organismos de edades avanzadas y que por cierto es normal en cualquier ser vivo cuando envejece, hace que no sea conveniente trabajar este tipo de individuos..
El acondicionamiento que proponemos esta orientado al aumento y definición de todo el tejido muscular en nuestros pits, incrementando sus proporciones, mejorando su respiración y resistencia cardiopulmonar resultando en condiciones muy saludables para nuestros ejemplares.
4 – 6 meses de edad: el trabajo con el cachorro en superficies planas deberá orientarse en enseñar a recuperar objetos enviados por nosotros a modo de condicionar el ejercicio desde el punto de vista de la obediencia y no como un trabajo físico, También comenzaremos a trotar junto con ellos distancias muy cortas y no por mucho tiempo (mas a manera de juego y motivación). los perros en estas edades poseen bajos niveles de resistencia y tolerancia a el ejercicio, su organismo continua en crecimiento, sus órganos vitales están aún en proceso de maduración así como el aparato locomotor y no hay una buena respuesta a estímulos externos, su sistema nervioso se encuentra inmaduro por lo que sus movimientos son torpes y carecen de explosividad.
Las caminatas de distancias considerables en relación con la edad las podríamos realizar en cachorros no muy pesados y con ligamentos fuertes siempre y cuando se respeten los periodos de descanso, estos paseos deberán hacerse preferiblemente con el perro en libertad de movimiento y no sujetado a la correa. La postura incorrecta de la espalda y miembros anteriores (abriendo dedos y/o manos) junto con movimientos defectuosos en el tren posterior y el amblar, son muy comunes en algunos cachorros pesados al caminar y generalmente desaparecen con la maduración de la función locomotora, pero podrían fijarse en individuos muy pesados y además llevados de la correa a paso lento por largas distancias haciendo que prevalezcan en su adultez; el juego con otros perros es un factor a tener en cuenta pues de este aprenden movimientos valiosos para su posterior entrenamiento; es bueno también el aprendizaje por observación de otros perros ejercitándose con juegos de presa, los resultados obtenidos en esta práctica los podemos comparar con los que se dan cuando dejamos que nuestros cachorros vean perros adultos trabajando en prensa, salto o arrastre, se crea interés y ansiedad por lo que esta sucediendo.
El mejor ejercicio que podemos practicar es el de la natación, por lo que es muy importante que de la misma manera estén motivados por otros perros que disfruten de esta práctica además de su juguete preferido. Siempre a voluntad, la natación es el único ejercicio que podría generar cambios en la estructura, el cachorro esta en crecimiento y como tal es vulnerable a los cambios, hablo de potenciar el volumen y músculos de la caja torácica así como su resistencia al ejercicio en un futuro no muy lejano. En el agua el perro pierde fácilmente calor y los cachorros son aun mas susceptibles a estas perdidas, por lo que la hipotermia se convierte en el mayor riesgo de esta práctica, la influencia del clima será entonces una gran limitante, no solo en regiones frías, sino del clima que se encuentre presente en el momento del ejercicio, así nos encontremos en el Sáhara. Para lograr estos cambios se recomienda y (doy fe de esto) que el perro nade un mínimo de tres veces por semana y repito SIEMPRE A VOLUNTAD, no soy amigo de los chalecos flotadores, pues me parece que se usan mas para obligar el animal a nadar por periodos de tiempo predeterminados, que para su propia seguridad, todos los perros saben nadar y no se obtendrán los mismos resultados obligándolos que motivándolos a que lo hagan, igualmente el uso de estos flotadores minimiza el esfuerzo y por consiguiente los resultados. Nadar contracorriente mejorara los beneficios.
Por último recordar que nadar y creo que todos somos testigos de esto, produce una demanda energética considerable por lo que es muy importante brindar previo a el ejercicio la energía necesaria (fuente de ácidos grasos) para desarrollarlo correctamente, así como reponer estas pérdidas tres horas después del mismo.
6 – 10 meses de edad: los juegos de presa comienzan a utilizarse como herramienta de entrenamiento físico, ojala con otro perro de las mismas condiciones para despertar el espíritu de competencia; correr tras una pelota será una buena idea. Cerca de los 8 meses podrían tener su primera salida a trotar, allí los acompañaremos en bicicleta con el animo de acostumbrarlos a esta, pues mas adelante sin ella no mantendríamos la velocidad adecuada por mucho tiempo y sub-entrenaríamos el perro (10-12 min. estaría bien), hacerlo 3 veces a la semana por dos semanas seria lo indicado antes de incrementar el tiempo; tenemos que saber que la adaptación del organismo al ejercicio será el éxito de nuestro programa, una vez esta se consigue podremos ir aumentando la velocidad e intensidad de los ejercicios, y de esta manera serán mejores los resultados, de antemano sabemos que a los 8 meses trotaran sin problemas hasta por 15 o 20 minutos, pero les recuerdo que estamos en un periodo de adaptación,siempre revisaremos las almohadillas de pies y manos para confirmar que se encuentren bien. la natación debería ser algo grato ya para nuestro pit.....
Así que entre los 8 y los 10 meses la consideraremos una disciplina mas de nuestro plan de entrenamiento y como disciplina deberá tener un horario una frecuencia y una duración en el plan de ejercicios que dependerá de las capacidades de cada individuo. Es muy importante crear juegos que le permitan aprender nuevos movimientos, no solo se trata de trotar y nadar, el zigzagueo es una buena opción.
12 – 18 meses de edad: Se han considerado periodos largos entre las diferentes edades, en este caso de 12 a 18 meses ya que unos ejemplares alcanzaran más rápido que otros las aptitudes y disposiciones necesarias para ser exigidos al máximo en el entrenamiento. Incluso existirán individuos que alcancen su madurez física rondando los 24 meses, y Uds. Saben que hay Pits de maduración lenta comparado con otras variedades, sin embargo para este momento nuestro Pit será un individuo atlético, vivaz y nos dará demostraciones de velocidad, resistencia y potencia de admirar; que muchas veces nos dejaran asombrados, ya perseguirá objetos (pelotas) a grandes velocidades, los movimientos serán seguros, las reacciones rápidas, podrá hacer cambios repentinos de dirección con liberaciones bruscas de energía, el trote le agradara y dependiendo del individuo el ideal rondara los 20-25 minutos (no mas) que sumado a las sesiones de natación en nuestro Pit habrá creado una resistencia óptima frente a los estímulos físicos que le imponemos; en pocas palabras nuestro perro esta listo para ¡comenzar!
Es hasta este momento que implementaremos nuestro plan de ejercicios con intensidades muy altas teniendo en cuenta que la duración de estos junto a los periodos de descanso tendrán que ser respetados como hasta ahora se ha hecho, por mas capacidad para resistir que demuestre nuestro rott el sobre entrenamiento es el primer paso para el fracaso, y habremos perdido todo nuestro tiempo!!, los estímulos serán mas exigentes: trotar o jugar con pelota en terrenos inclinados incluso con algo de peso, nadar contra corriente por periodo largos les ofrecerá al igual que el trote mas resistencia para soportar ejercicios que requieren de grandes esfuerzos, el uso del arneses para arrastrar peso en superficies ásperas (terrenos con grama y/o tierra, arena, la imaginación es nuestra) , el salto que tampoco se había mencionado (pues es muy delicado en perros tan jóvenes) solo lo recomiendo a lo largo y a lo alto pero con obstáculos, nunca netamente vertical pues el tren posterior estaría en riesgo de lesionarse. Así que tendremos que generar el fenómeno de adaptación nuevamente de manera lenta y segura pues los riesgos de lesión son inminentes, paso a paso observaremos el límite de nuestros perros.
Nótese el esfuerzo del tren posterior, hombros y espalda...
Traccion simple con la ayuda de un helper o llamador, sin arnes por lo que deberia ser controlado, podria ser mas a manera de preextenuacion antes de otro ejercicio.

--ESTIMULOS.
La imaginación no tiene límites pero nuestros perros si, sin embargo he aquí algunas ideas que podemos considerar para trabajar con nuestro Pits previamente manejados para llegar a este punto, ósea previamente adaptados y con
Ejercicios para bully

Adopcion
Pitbull en adopcion
Pitbull en adopcion

Antes de comprar un pitbull, piensa en adoptar uno, ponte en contacto con nosotros.

BLOG