Ejercicios para pitbull

El ejercicio es un elemento esencial en desarrollo de su americar pitbull terrier, físicamente y " mentalmente”. Mientras es importante supervisar los hábitos dietéticos de su perro y proporcionar la atención médica apropiada, es igualmente indispensable proporcionar ejercicio adecuado a su perro.
Esto es especialmente importante si su perro se confina durante el día, mientras usted está en el trabajo o la escuela. Debe de tener un tiempo para el ejercicio del perro. Un paseo alrededor de la cuadra o un juego sería ideal; usted también puede trotar o puede andar en bicicleta con su perro.
Familiaríce su perro lo más pronto posible con un collar y correa. Usted podría permitir cachorro de americar pitbull terrier llevar el collar unos días antes de atar una correa. Si usted lleva su perro a un paseo largo a través del parque o patio de recreo, mantengelo con la orrrea; la correa debe ser lo suficientemente larga para permitir le correr y saltar. También, asegurarese que su perro está llevando una placa que lo identifica con su nombre y dirección en caso de que se extravíe

Ejercicios para el perro adulto
El APBT parece haber nacido para el deporte. Es un atleta nato con unas cualidades físicas impresionantes y una recuperación ante el cansancio muy rápida. El Pit es una combinación de velocidad, fuerza, potencia, agilidad y resistencia. No en vano, si está en buena condición física, podría soportar un duelo de 2 horas (no hay otra especie animal que pueda hacer esto).
Cuando en esta web hago continuas referencias al combate entre perros, el lector puede llegar a pensar que estoy a favor de estos enfrentamientos, y no es así. La razón es, pura y exclusivamente, que eludir el pasado luchador de este animal, es ignorar las bases que consolidaron la creación de esta raza. En ningún momento incito a que se pelee un perro. En el ejercicio físico, pasa lo mismo; los peleadores de perros han estudiado con detalle cuáles son los ejercicios óptimos para conseguir una potencia y resistencia absoluta con el objetivo de conseguir la victoria. Estos ejercicios se pueden aplicar de igual manera a un Pit sin la finalidad de la lucha.
El ejercicio principal es el aeróbico. Esto significa hacer correr al perro, moverse de modo continuo. El objetivo es incrementar su resistencia cardiopulmonar y tonificar sus cuartos delanteros y traseros. Hacer correr a un perro se puede conseguir de diversas formas; corriendo junto a tu perro es una buena opción, pues tú también te beneficiarías del ejercicio y no hay nada más agradable que participar de la naturaleza haciendo deporte con tu perro. Claro que, con toda seguridad, no podrías seguir el ritmo de tu pit y esto resultaría una sesión muy corta de entrenamiento para él. Existen otras alternativas para esto. Una de ellas es la cinta de carreras. Es un aparato muy parecido a los que existen en los gimnasios en los cuales caminas o corres sin desplazarte en el espacio. Se pone al perro en la jaula y se ata su arnés en la parte superior. Se comenzará con sesiones cortas para posteriormente irlas aumentando, siempre vigilando no "reventar" y extenuar a tu perro. El tiempo de estas sesiones está relacionado con el fondo físico de tu pit y debes ser tú el que regule la duración de la sesión. Este aparato se vende en comercios especializados y muchos criadores de otras razas lo tienen para muscular a su perro de cara a las exposiciones de belleza.
Otro sistema empleado es el carrusel. Este es de fabricación casera y consiste en un eje, que sirve perfectamente el de un coche, el cual va enterrado en el suelo. De este eje parten principalmente dos tubos en forma de radio; en uno irá atado tu pit con su arnés, y en el otro se pone un mordedor o su juguete preferido. El perro perseguirá el mordedor en una carrera sin fin. No se os ocurra poner como cebo a un animal vivo; esto, además de ser tremendamente cruel, haría correr a tu pit con una intensidad mayor a la de sus posibilidades y la frustración hará que corra a mayor velocidad dándolo todo. No es extraño ver como un pit muere de fallo cardiaco por esfuerzos de este tipo. Este ejercicio se debe racionar en dos sesiones e intercambiar a tu pit y al mordedor en ambos radios, así evitamos que corra en círculo en una sola dirección y conseguimos una musculación simétrica.
Otros ejercicios son una combinación de resistencia y trabajo de maseteros. Uno de ellos consiste simplemente en darle al perro un neumático de coche. Él mismo lo mordera con fuerza, lo volteará, lo arrastrará y en definitiva, se lo pasará muy bien destrozándolo. El increible observar como cierra continuamente sus mandíbulas estrujando un neumático de caucho tan duro como si de gomaespuma se tratase. Esto es un ejercicio para desarrollar estupendos maseteros. También podemos colgar un neumático algo más pequeño, tipo scooter, y dejar que salte y haga presa en el aire. Podemos variar su altura para que la dificultad en apresarlo sea mayor y se vea obligado a dar continuos saltos; el fin es hacer que el perro haga una mordida precisa, muscule sus cuartos traseros y también controle su centro de gravedad cayendo perfectamente en el suelo como si hablásemos de un gato.
Una cuerda elástica atada en un punto superior con un mordedor en su extremo es muy efectivo. También la podemos atar en un plano horizontal y veremos la capacidad de tracción trasera que tiene nuestro pit al tirar hacia sí el mordedor. La cuerda debe ser lo más gruesa posible y mejor si damos varias vueltas de cuerda consiguiendo una mayor resistencia a la hora de estirarla.
Colocar un arnés de tiro al perro sujeto por cuerdas a un peso añadido, es de los mejores métodos para conseguir un buen volumen muscular. El peso debe aumentar progresiva y proporcionalmente a la respuesta de nuestro perro ante este ejercicio. En principio se trabajará con mínimos kilajes para ir aumentando posteriormente. No me gusta definir ni la distancia que debe recorrer el perro, ni los kilos añadidos a su arnés, ni las series a realizar, ni el tiempo de duración. Esto lo hago porque cada perro es diferente a los demás. El dueño es la persona indicada para, según el peso del perro y su condición física, adaptar y racionar el ejercicio. No debemos hacer cosas absurdas y peligrosas para la salud de nuestro pit como suministrar algún tipo de anabolizante hormonal tipo clenbuterol. Esto es una insensatez que puede ocasionar daños a la salud de nuestro perro y, en caso de aumentar su volumen corporal, lo hará reteniendo líquidos y no se apreciará su definición muscular. De suministrar derivados sintéticos de las testosteronas ni hablemos; eso es ridículo puesto que estos esteroides son una réplica de la hormona masculina humana y no tiene nada que ver con la especie canina. Estas prácticas que desapruebo pueden sonar poco creíbles y absurdas, pero desgraciadamente se utilizan, sin eficacia, por estúpidos dueños que quieren ver convertido a su perro en un pequeño "Schwarzenegger" sin tener ni idea de lo que están haciendo.
El anabolismo muscular se consigue fundamentalmente por una buena nutrición alta en proteína y la realización de ejercicios de fuerza explosiva, basados en el principio de sobrecarga. La hipertrofia se detendrá si adaptamos el músculo a un mismo ejercicio con un mismo peso. Si añadimos peso paulatinamente, el músculo debe crecer y fortalecerse para adaptarse a pesos mayores. Esto es el principio de sobrecarga.
La natación es otra opción buenísima. Al nadar junto a tu perro, éste hará el doble de ejercicio que tú, dado que necesita bracear continua y rápidamente para mantenerse en flotación. Cuando el medio acuático lo domine perfectamente, incluso podemos agarrarnos con cuidado a su lomo y nos transportará donde nosotros lo dirijamos, incluso podra haser rescates en el agua. Como véis, el American Pit Bull Terrier, bajo mi opinión, es la raza más polivalente que existe.
Ejercicios para pitbull

Adopcion
Pitbull en adopcion
Pitbull en adopcion

Antes de comprar un pitbull, piensa en adoptar uno, ponte en contacto con nosotros.

BLOG