Pitbull cuidados

Cuidar puede ser un tiempo especial de unión entre un animal doméstico y su dueño. Algunas áreas de acicalamiento incluyen el baño, cuidado de los ojos, oídos y cuidado de las uñas y los dientes.
Su american pitbull terrier sólo debe bañarse cuando lo necesite; el baño demasiado frecuente secará la piel.
Use un champú veterinario aprobado. Un baño al seco es otra opción. Estos productos se venden en cualquier tienda y son aplicados frotando el cuerpo del perro; después se cepillan fuera. Si usted baña a su perro, lo guarda dentro hasta que él perro esté totalmente seco.
La mayoría de los pitbulls aman tener sus cuerpos cepillado y peinado. Ellos son normalmente fáciles manejar si usted tiene cuidado para no tirar el pelo. Una buena idea es dar un masaje de la mano a su perro para quitar el exceso de pelo; esto debe hacerse en un espacio abierto.
Verifique los ojos y orejas de su pitbull durante el acicalamiento; los ojos deben estar claros y brillantes, y las orejas deben estar limpias. Puede ser necesario cortar algún pelo dentro de las orejas si no hay un pasaje aéreo claro. Preste mucha atención las orejas; si usted nota alguna inflamación, o híper sensibilidad, avise a su veterinario inmediatamente.
Usted debe ver las uñas de su cachorro para asegurar un buen desarrollo del pie. Permita a su veterinario mostrarle cómo hacer esto. Si usted le corta mucho las uñas, usted puede cortar una vena y puede hacer sangrar la uña. Esté seguro de tener un buen cortaúñas, afilado para hacer este trabajo. Si lo hace incómodo o su perro no coopera, usted puede pagar un profesional para cortarle las uñas.

VIGILANDO LOS DIENTES DE SU AMERICAN PITBULL TERRIER
Los american pitbull terrier necesitan masticar cuando sus dientes y mandíbulas están desarrollándose por variedad de razones. Masticar ayuda a tumbar los primeros dientes, ayuda a establecer los dientes permanentes en las mandíbulas. También ayuda el desarrollo de las mandíbulas. La mayoría de los perros tienen todos los 42 dientes permanentes cuando ellos alcanzan los siete meses. Cuando un perro adulto mastica es por razones diferentes. Puede estar limpiando sus dientes o simplemente puede estar ejercitando sus mandíbulas. Es una buena idea para tenerle algunos juguetes que pueda masticar así se asegura que no mastique objetos valiosos. Asegúrese que el perro no pueda masticar objetos peligrosos.
El cuidado dental es un área que no debe pasarse por alto. Usted puede preguntarle a su veterinario como hacerlo. Sus dientes periódicamente, aunque algunos usan hilo dental y “juguetes” ,los dientes de los perros tienen una acumulación más rápida de sarro que puede producir infección o una pérdida de dientes.
Su carnicero o la tienda serán una buena fuente de huesos naturales. Sin embargo, los huesos naturales pueden desgastar los dientes del perro; por eso deben usarse periódicamente. También, evite alimentar a su perro con huesos pequeños; ellos podrían tragar los pedazos rotos que podrían producir una cortadura o la muerte.
Una de las soluciones más seguras y completas a su perro es darle a su perro huesos de carnaza. Algunos son reforzados con sabores naturales de carne. Mientras el perro mastica el hueso, las encías del perro se dan masaje a y los dientes son limpiados. Si se tragan porciones diminutas, ellos normalmente atraviesan el intestino sin perturbar el proceso digestivo.
Ellos no son abrasivos; por consiguiente, ellos no estropean el esmalte en los dientes. También puede esterilizarse; el hervirlos durante 30 minutos y le permite refrescar completamente antes de dar lo a su perro.
El mantenimiento consistente y prevención son las llaves a promover dientes saludables y encías. Los dientes de su american pitbull deben ser limpiados al menos una vez al año por su veterinario.

SALUD
El american pitbull terrier necesitan de la leche de la madre para obtener todos los anti cuerpos. Aproximadamente dos semanas después de destetar, su inmunidad natural empieza a disminuir; por consiguiente, es importante que lleve su cachorro al veterinario para un chequeo y le administre las vacunas. Las vacunas estimulan cachorros a producir sus propios anticuerpos; todos los cachorros deben vacunarse para protegerlos de ciertas enfermedades. Las enfermedades comunes incluyen hepatitis, leptospirosis, para influenza, parvovirus, rabias, y coronavirus. Su veterinario debe ser notificado si usted nota una pérdida en el apetito de su cachorro, cualquier vómito y diarrea, o tos persistente.
Los parásitos también pueden ser un problema para los cachorros; ellos pueden ser internos o externos. La mayoría de los parásitos interiores vive en el intestino. Sus huevos normalmente se transmiten a través de la tierra o de excremento infectado. Algunas indicaciones de parásitos interiores incluyen el vómito, diarrea, sangre en el taburete, apetito pobre, letargo, o pérdida de peso. Gusanos como fideos cortos o arroz pueden ser indicaciones de parásitos interiores.
Un veterinario puede examinar una muestra del excremento del cachorro para descubrir parásitos.
Parásitos externos como pulgas, piojos, y tictaces, puede causar daño superficial y puede infectar un cachorro.
Los piojos son insectos pequeños que se aferran al perro; la infección normalmente es hecha por contacto con otros animales o un ambiente infectado. Las pulgas se alimentan dela de la sangre del cachorro y causan comezón.
Los tictaces pueden transmitir fiebre manchada así como la enfermedad del lyme. Los óbolos de la oreja también pueden proponer un problema para su cachorro; las señales incluyen rascase las orejas y agitar la cabeza.
Es mejor buscar el consejo de su veterinario para tratar los parásitos.

CUANDO NUESTRO AMIGO HA CRECIDO.
No sólo el cachorro necesita cuidados especiales, el perro adulto, anualmente necesita una revisión médica.
VISITAS PERIÓDICAS AL VETERINARIO.
Como se ha explicado anteriormente, hay enfermedades, de las que necesita ser protegido nuestro perro periódicamente. Una revisión con la frecuencia que nos indique el veterinario, para llevar a cabo un programa de protección y recuerdo de vacunas, es totalmente imprescindible.

EDUCACIÓN.
Es necesario que nuestro perro esté bien educado, para una mejor convivencia con nosotros y con toda la sociedad. Debemos pensar que vivimos con personas a las que no les pueden gustar los animales, y otras que aunque les gusten, no comprendan ciertos actos que realizan nuestros animales y nosotros consentimos normalmente.

NORMAS DE CONVIVENCIA.
- Enseñemos a nuestro perro a ser sociable con las personas, sin pretender que se marche con el primero que le llame.

- Intentemos que tenga un carácter muy abierto y sea poco asustadizo.
- Que no muerda, y sobre todo a los niños.
- Que no sea peleón con otros perros.
- Que aunque el ladrido sea la expresión oral de un perro, y sin ánimo de privarle de ello, intentaremos que lo haga en espacios abiertos, y sin gran insistencia. Pensemos que en casa, puede ser muy molesto para los vecinos. No olvidemos que a la vez, tienen instinto protector y defensor de su propiedad, que en este caso es la tuya, es decir, tu hogar. Siempre que denote algo extraño, avisará con ladridos. En esta ocasión no le reprimas.

CONTINUEMOS SU EDUCACIÓN.
El perro aprende continuamente, y además es muy olvidadizo. Es prudente recordarle cuando es adulto, todo lo que le enseñamos y que ya hemos comentado, cuando era cachorro o joven. Aunque se haya vuelto mayor, no ha perdido las ganas de jugar, ni tampoco esa chispa de querer ser más listo que nosotros. Recordemos todo lo expuesto anteriormente.

LAS DEPOSICIONES. CUIDADO CON LOS PARQUES.
¿Cuántas veces hemos pisado una "caca" de perro en la calle?. Seguro que más de una y sobre todo según en la zona en que vivas. Aunque se limpia es molesto y sobre todo antihigiénico.
Hemos de tener cuidado y enseñar a nuestro animal a deponer sus heces y orinar en los espacios que sean adecuados para ello. Algunos están muy distantes de nuestros hogares o recorridos de paseo habitual. Tenemos la costumbre también de llevar a los perros a los parques, donde también debemos extremar los cuidados y controlar al perro cuando defeca.
Generalmente un perro defeca en situaciones particulares, a los pocos minutos de salir de casa y al poco tiempo de haber comido, debemos aprovechar estos momentos para realizar nuestro entrenamiento.
Pensemos que por los parques pasean muchas personas, y sobre todo pensemos en los niños, que sin conocimiento, y descuido, no perciben la existencia de estos restos y pueden llegar a una situación no deseada para nadie. No sólo por un perro enfermo se producen infecciones, ya que la existencia de excrementos, atrae a los insectos y bichos de todo tipo.
Deberemos ir asistidos de papel o plástico para recoger las heces que deponga nuestro perro y después tirarla en las papeleras o contenedores. Existen métodos y artilugios más modernos que podemos encontrar en tiendas o comercios para la recogida de manera higiénica.
Debemos de conservar el medio lo mejor que podamos, pensando que convivimos con otras personas y podemos originar, por nuestros despistes e irresponsabilidad, un malestar en la sociedad. De los actos de nuestros perros, somos responsables nosotros.
Pitbull cuidados

Adopcion
Pitbull en adopcion
Pitbull en adopcion

Antes de comprar un pitbull, piensa en adoptar uno, ponte en contacto con nosotros.

BLOG